¡Somos los Dioses del Metal! ¡Y lo sabéis!

Lo que nunca os hemos revelado es el verdadero origen de los superpoderes que nos permiten dominar el Cañaverso.  Esta iluminación se producirá en nuestro nuevo disco:

La Xusta de Zarathustra.

 

¿QUÉ ES LA XUSTA DE ZARATHUSTRA?

Hemos visto cosas que vosotros no creeríais: Biblias diabólicas ardiendo en siniestros monasterios , nazis gogos de fiesta en la Tierra Hueca, portales dimensionales en ojales siderales, a Meat Loaf devorando edificios llenos de inocentes y volcanes de solos de guitarra en ThrashPlutón.

Y todo aconteció porque profanamos la inviolable Xusta de Zarathustra, la Nunca Alcanzada por Uña, y nos perdimos en los siglos.

Desde entonces hemos surcado el Espacio-Tiempo con los Jebis Astronautas influyendo en la Historia y jugándonos a los chinos vuestros destinos, preparándonos para aplastar definitivamente al Pop en la Gran Batalla de Bandas Final.

 

EL TIEMPO ES LA LLAVE

Oh… ¡El tiempo! El tiempo es la clave del culebrón cósmico, y de viajes a través el tiempo va nuestra nueva aventura.

El Espacio y el Tiempo se entretejen como las greñas de Einstein en un continuo dimensional por el  que se puede surfear, si dominas la Ley de la Distorsión. Eso nos permitirá contaros la Verdad visitando distintas épocas para demostrar que la Historia del Metal no es tal y como Rafa Basa nos la ha contado.

Además, como decían los Jelowín, el tiempo vuela que se las pela, y como bien  sabe Mustaine el mundo se va a la mierda, así que la primera decisión del Consejo Alluminati ha sido: sacar nuestro nuevo disco a la luz EN TIEMPO REAL, estrenando un tema nuevo (casi) cada mes. CASI.

 

¡QUE RULE!

Queremos que la Xusta rule de mano en mano y podamos hace por fin con ella la obra conceptual, seriada y colaborativa  que siempre hemos soñado colocados, y divertirnos mientras le damos vida juntos. Será como mezclar la emoción de los libros de “Elige tu propia aventura”, con el ruido del campeonato intergaláctico de “Tragabolas”.

 

En su último giro maquiavélico, la Gran Sepia ha creado el maldito moñavirus para  amenazar el ecosistema de las bestias de escenario… Pero el Destino del Metal está en juego y no nos rendiremos. Ha llegado la hora de pasar nuestro Plan a la siguiente fase: Debemos reconvertir nuestra fortaleza de Isla Calavera en una estación de transmisión desde la que intoxicar al mundo con nuestra Verdad Revelada.

Pronto podrás unirte a la aventura más loca del Heavy Metal  como Patronus mientras cotilleas todo lo que se cuece en el puente de mando de la nave asteroide Ouyeahyeah.

¡Stay al loro porque los Dioses Confinados gandulean, pero nunca duermen!

9 comentarios

  1. Las rodillas temblando de emoción, tíos, tías y tiueas. Le he dado al Patreon pa contribuir al flipe sideral y pasa de mi cara. Se nota que estáis forraos, cabrones.
    ¡Seguiremos al loro!

  2. Contribuyo a que zarpe el barco de colegas, y que surcando los mares del metal, llegue a todas las costas pijas, a saquearlas de cerveza, calimocho y nenas para hacer este mundo algo más decente. Se acerca el Apocalipsis y la Metalocracia…..🤘🤘🤘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario